LA BOTELLA DE LA CALMA

 ¡Hola, hola!

 La semana pasada los tres cursos de infantil dedicamos unas sesiones a aprender a relajarnos. Para ayudarnos, utilizamos la botella de la calma que la hicimos en clase. ¡Nos lo pasamos muy bien experimentando con los materiales! 

En Arts llenamos las botellas con agua templada, y por equipos le echamos un chorro de gomina y gel para que cogiera espesor. Una vez agitada, le comenzamos a echar purpurina de todos los colores y algunas con forma de estrella, también metimos abalorios para que flotaran por el agua y agitamos muy fuerte. Por último, el que quiso, le echó unas gotitas de colorante y para decorar la botella, pusimos pegatinas.

Esta botella nos enseña que hay a veces que estamos muy nerviosos y nerviosas o enfadados y enfadadas (como cuando agitas la botella y toda la purpurina se entremezcla en un torbellino) pero, si nos paramos un poco y nos tranquilizamos, llega la calma y la paz (si dejas quieta la botella, la purpurina va reduciendo la velocidad hasta quedarse quieta al fondo de la botella). Además, cuando ves a la purpurina moverse, parece que te deja hipnotizado o hipnotizada provocando calma en tu interior.   

La estamos utilizando mucho en clase, sobretodo después del recreo para relajarnos un poco o cuando estamos muy nerviosos y nerviosas que la cogemos para relajarnos. Estamos aprendiendo muchas técnicas para controlar los impulsos. 

Os dejamos por aquí unas fotos para que veáis que chulas nos han quedado y cómo las utilizamos:


Pinchad en la foto para ver más de 1º de Infantil

Pinchad en la foto para ver más de 2º de Infantil

Pinchad en la foto para ver más de 3º de Infantil

Os animamos a que hagáis una en casa, ¡seguro que lo disfrutáis! 



Comentarios